Infoset - Call Center, Cagri Merkezi Sistemleri


Infoset, Turkiye'nin en buyuk bankalari, finans kurumlari, tekstil firmalari, medya kuruluslari, telekom sirketleri, hastaneler ve guclu markalarina donanim ve yazilim cozumleri uretir.Bircok musteriniz sizi, cagri merkeziniz (call centeriniz) kadar tanir. Marka imajiniz ve kurumsal itibariniz, cagri merkezinizden (call centerinizdan) verdiginiz hizmetin kalitesiyle tanimlanir. Tuketiciye guler yuzlu ve cozum odakli hizmet veren bir çağrı merkezi, size hem prestij, hem de tavsiyeyle gelen yeni musteriler kazandirir.

Búsqueda de Colegiados

Búsqueda en el Portal

Inicio Comunicación EL HEREDERO DE UN ABOGADO PODRÁ RECLAMAR HONORARIOS PENDIENTES.

EL HEREDERO DE UN ABOGADO PODRÁ RECLAMAR HONORARIOS PENDIENTES.

EL HEREDERO DE UN ABOGADO PODRÁ RECLAMAR HONORARIOS PENDIENTES.

NoticiaSobreHerederos(LA LEY 207146/2015)

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil introdujo una enmienda en el Senado que facilita los trámites para que los sucesores de profesionales puedan reclamar minutas que dejaron sin cobrar.
A. Vigil.- En la tramitación de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil se ha introducido una novedad relevante para los abogados: sus herederos podrán reclamar los honorarios no satisfechos después de su fallecimiento. Así lo contemplaba una enmienda planteada por CiU en el Senado que finalmente prosperó en el último trámite del proyecto de ley en la Cámara Alta. El texto se encuentra ahora en el Congreso y previsiblemente quedará aprobado de forma definitiva en el pleno del próximo 1 de octubre.
 
Concretamente, la medida consiste en modificar el artículo 35 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LA LEY 58/2000) con el fin de atribuir a los sucesores de estos profesionales la legitimación necesaria para reclamar las minutas pendientes de pago por el procedimiento especial denominado jura de cuentas, tal y como actualmente se permite en el artículo 34 del texto para reclamar los derechos de los procuradores por parte de sus herederos.
 
Ese crédito pendiente de cobro, el del abogado o el del procurador, se transmite a los sucesores que aceptan la herencia, como uno cualquiera más. Pero la novedad está en que, hasta esta reforma, los herederos del abogado que falleciera sin cobrar sus créditos pendientes no podían acudir a ese proceso privilegiado, sino que debían acudir al proceso declarativo, ordinario o verbal, correspondiente a la cuantía, como un acreedor más.
 
Los procedimientos especiales de jura de cuentas tienen como ventaja respecto de los declarativos de reclamación de cantidad, además de su mayor simplicidad, que no es preceptiva la intervención de abogado ni procurador, como era ya pacífico en la jurisprudencia, pero que ahora queda redactado de forma expresa en la reforma.
 
Por el contrario, en caso de que hubiera que acudir a un declarativo, deben intervenir estos profesionales, salvo para los juicios verbales cuya cuantía no exceda de 2.000 euros. Además, con esta reforma, el órgano competente es el mismo ante el que se ventiló el asunto, lo que facilita el proceso. En todo caso, los herederos deberán tener en cuenta que el plazo de prescripción de estos honorarios es de tres años, tal y como establece el artículo 1.967.1 del Código Civil (LA LEY 1/1889), plazo que empieza a computar a partir del día en que finaliza la prestación de servicios.
 

Legitimación para cobrar la deuda
 
- La legitimación derivada para los procedimientos de jura de cuentas corresponde a los sucesores conforme a las reglas generales del Código Civil.
 
- Los herederos de los créditos impagados podrán reclamarlos siempre y cuando la acción no haya prescrito.
 
- Para ello necesitarán una acreditación documental preliminar: certificado de defunción del abogado fallecido y documento que acredite la condición de heredero del solicitante, como es el testamento, o a falta de éste, la declaración de herederos abintestato.
 
- Tras la reciente aprobación de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, esta declaración abintestato se realiza siempre ante notario.


Fuente: Diario de Noticias, 15 de Septiembre de 2015, Editorial LA LEY
 

Debe estar registrado para poder escribir comentarios


Club Icatf Club Icatf